30 de diciembre de 2006

Fin de la tregua

Cuando ETA anunció el inicio de la tregua, dije en este blog que el Gobierno estaba obligado a explorar la posibilidad de una salida dialogada. Cuando Zapatero anunció que se abrirían contactos con los etarras, expresé, también en este blog, mis serias dudas de que el proceso pudiese desembocar en el fin del terrorismo, aunque, como ciudadano, insté al principal partido de la oposición a acompañar al Ejecutivo en esa difícil tarea. Ahora que ETA ha vuelto a atentar, reafirmo esas posiciones y, al mismo tiempo, pido que nadie trate de sacar tajada partidista. El único culpable del coche bomba es el que lo puso.
La fotografía es de Susana Vera, de la agencia Reuters.

10 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, aunque lo de "no sacar tajada partidista" lo veo difícil... Pero que nadie se lleve a engaño, quién puso la bomba es el único responsable de la misma, como bien dices; y la obligación de cualquier gobierno democrático es intentar, siempre, explorar todas las vías que puedan conducir al final del terrorismo, desde una posición de profunda firmeza democrática, y con todo lo que ello implica.
    A Coruña.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo con los dos, pero hoy Zapatero ha estado flojo. Le ha faltado decisión, y eso le va a pasar factura. Hoy era un día para responder con franqueza el interrogatorio -por cierto, muy bien hecho- de los periodistas. Pero se salió por los cerros de Úbeda. Además, alguien la cagó seriamente para permitir que, el día anterior al atentado, echase las campanas al vuelo. Aquí ha fallado la "inteligencia" de los servicios secretos. No se puede vender así a un presidente, y cagándola de esta manera, a ZP lo han vendido. Tendrán que caer cabezas, incluida la del ministro del interior porque es el máximo responsable no de la bomba, que no lo es, por supuesto, sino de que Zapatero ni se oliese que la iban a poner. También pudo reconocer a las claras, sin rodeos, que con el optimismo desmesurado de ayer la cagó. Y no lo hizo. Insisto, esto le pasará factura. Y conste que me jode que alguien vaya a sacar partido político de lo que ha ocurrido pero, a estas alturas, ya es inevitable, nos guste o no. Efectivamente, los culpables son los terroristas. Ahora, la responsabilidad política es de los políticos.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que entonces en los atentados del 11-M los ÚNICOS culpables fueron los moros o etarras (sigue sin estar clara la cosa). Curiosamente la gente SÍ fue partidista y culpó integramente al gobierno del Partido Popular.

    ¿En que quedamos? Al igual que las guerras ¿también hay atentados buenos y atentados malos?

    ResponderEliminar
  4. Sí, estoy de acuerdo contigo Rabudo.Y, efectivamente, que las culpabilidades sean de unos no quita que las responsabilidades sean de más, como siempre hemos mantenido aquí, por ejemplo en el caso de los incendios forestales.

    ResponderEliminar
  5. Seguimos estando de acuerdo, "rabudo"... pero conviene matizar algunas cosas. Yo no creo que tras un atentado terrorista deba siempre dimitir el ministro del Interior. Las dimisiones deben producirse ante situaciones que "se escapan de las manos" o de cuyo manejo se derive incompetencia o intento de manipulación de la información... y creo que, en determinadas situaciones, como digo, la responsabilidad política obliga a la dimisión... pero, por el momento (y subrayo este "por el momento"), francamente, no veo esa obligación... y que quede claro que en el caso de Suárez Canal sí la he visto, porque a pesar de que probablemente sea una persona responsable y honesta, la situación se le fue claramente de las manos...

    ResponderEliminar
  6. Yo no digo que deba dimitir por el atentdo, sino por la cagada de no haberse olido siquiera el atentado y dejar que Zapatero saliera desbordante de optimismo, justo el día antes del petardazo. Insisto, sólo por eso debería dimitir él, la cúpula del CNI, y la madre superiora de las policías. Por la gestión del atentado, nada que decir. A ZP se la metieron doblada los servicios de inteligencia de su gobierno, y en esos manda el ministro del Interior. La responsabilidad piramidal es así.

    ResponderEliminar
  7. Sí, lo que pasa es que aquí no dimite nadie y, por desgracia, sólo hay un Rubalcaba. Quiero decir que este hombre está puesto ahí y no en agricultura, por ejemplo, porque iba a ser clave en el "proceso de paz". Si se va, no hay recambio y el proceso está roto. De momento, está en suspenso.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, pues sigo estando en desacuerdo con la dimisión del ministro del Interior en estos momentos, y ello a pesar de que creo que "nuestros" políticos están muy poco acostumbrados a las dimisiones y a la asunción de responsabilidades. Pero lo siento, sigo sin verlo claro. Vamos a ver, estamos de acuerdo en que el problema de si "dimisión sí o dimisión no" estriba en la información errónea que tiene Zapatero el día anterior al atentado... y en que los responsables de esta "información errónea" deberían asumir responsabilidades, incluida toda "la pirámide"... Pues bien, yo creo que si, de algún modo, se demuestra que los servicios de inteligencia actuaron con mala fe, es evidente que ahí procede, para ir empezando, un cese inmediato de los responsables. Mientras esto no se demuestre,lo que hubo fue un error de percepción de la situación, un tipo de errores que supongo afectan a todos los servicios de inteligencia, y que calculo que están ligados al ejercicio mismo de su actividad y no a negligencias en la misma. Desde esta idea, no veo la necesidad de dimisiones... al menos, insisto, en este momento y con la información que tenemos.
    Otra cosa es que la política de Interior vaya a variar, y en ese caso, pues quizás (no lo sé) las nuevas orientaciones se "manejen" mejor con un nueva cara... No sé, esta es mi idea...

    ResponderEliminar
  9. tíotíotíotíotío... TÍO!!! Vi unas imágenes de Santi Santos impagables del 92, en la gala de fin de año de la Gallega: cantaba la versión en gallego de Ferrol (normalización manda) y llevaba chaleco de cuero con flecos y... atención... UNA CAMISETA DEL PELEGRÍN!!! Es pa que lo eches del blog a patadas...

    (vaya, ahora que me fijo, igual no es el post más adecuado para este comentario tan projundo, eh?

    Suyo atentísimo)

    ResponderEliminar
  10. Sonsonia12:30 p. m.

    No caso do 11 M non é que a xente culpase ao PP, o que lle botou e segue botando en cara a xente ao goberno do PP foi a mentira brutal na que nos afundiron a todos.
    Sobre este atentado, creo que, efectivamente, os servizos de intelixencia (a TIA, je, je) fallaron, pero é que tamén creo que debía de ser bastante difícil saber algo dun atentado que sorprendeu a Batasuna.
    Non creo que o ministro deba dimitir por isto. É algo que se escapa da súa posibilidade de acción. ETA pon unha bomba e se carga o proceso e a solución é dimitir? Dubídoo. Sei cal é a solución?? Se o soubera hai tempo que aqui se viviría mellor que en Irlanda.

    ResponderEliminar

Compartir