24 de agosto de 2006

Todos somos Plutón

La Unión Astronómica Internacional reúne hoy a su pleno en Praga. Lejos de incorporar tres pequeños astros a la nómina de planetas del sistema solar, los astrónomos parecen decididos a despojar de este tratamiento, el de planeta, a Plutón.
Con ello, echarán por tierra una de esas retahílas que varias generaciones aprendimos de pequeños y que se presentaban ante nosotros como verdad inamovible. El fenómeno no es únicamente planetario. Me dicen que las nuevas ediciones de los cuentos de siempre cambian los finales o aflojan las historias para que tengan conclusiones felices o sean políticamente correctos. Destruyen nuestra realidad simbólica para construir una nueva, prefabricada, sin que nadie nos indemnice, sin que Defraudados sin fronteras se movilice. Cada uno construye su propia realidad. En aquella que aprendimos miles de ciudadanos hasta los cuentos podían terminar mal, pero los pequeños, como Plutón, también tenían esperanza, también podían ser grandes, también podían ser planetas. Así que hoy todos somos Plutón.

8 comentarios:

  1. Mrs. Doyle10:45 a. m.

    En el fondo de este artículo aparece algo que a mí me preocupa enormemente.
    Hablas del posible cambio en el número de planetas y parece que lamentas el cambio de dicho número.
    Lo que quiero decir es que se deja entrever un cierto descontento por el cambio, insignificante en esta ocasión, pues es sólo un número, pero un cambio. Y yo me pregunto por qué la sociedad suele rechazar tanto los cambios. Estamos cansados de escuchar cosas como: "siempre ha sido así", "es la tradición",... ¿por qué?

    Independientemente de cual fuere la causa, creo que es un síntoma del "Síndrome de mente cerrada".
    Siempre los hay y siempre suelen ser mayoría en un principio... finalmente acaban cediendo...

    ResponderEliminar
  2. Sonsonia12:48 p. m.

    A min o que máis me sorprende é o ton megarreivindicativo do post.
    Eu son unha desas persoas ás que non lle gustan demasiado os cambios, aínda que creo que me adapto bastante ben a case todos eles. Tocoume vivir varios cambios de domicilio e traballo, por exemplo, e creo que os levo ben.
    Agora, o que me custa máis asimilar son cambios que afectan ao meu xeito de concebir o universo, e creo que iso é razoábel, non?¿

    ResponderEliminar
  3. Mrs. Doyle1:19 p. m.

    Se non se aceptasen os cambios, non se poderían facer moitas cousas... Gracias aos cambios as mulleres (por exemplo) poden votar, poden ir á universidade, poden vivir independentes, poden divorciarse, poden decidir qué facer cos seus corpos, poden ser titulares dunha conta corriente, poden ser nais solteiras, poden viaxar soas ó extranxeiro,...
    Algo impensable non hai tanto tempo neste lugar...

    Supoño que unha das causas pode ser o medo ao descoñecido. Parece incrible pero a maioría sigue esa filosofía de "más vale lo malo conocido..."

    Collín o exemplo da muller por escoller un, pero hai moitos.

    A adaptación ós cambios é diferente que a resignación a eles.

    ResponderEliminar
  4. Me parece muy interesante este debate, aunque no era mi intención reflejar resistencia al cambio en este comentario, hecho medio en broma medio en serio. Más pretendía mostrar la cara de idiota que te queda cuando te dicen que algo te habían dado como la verdad absoluta de repente no es así. Como sucede con esas vacilaciones sobre si el pescado bueno es el blanco o el azul; sobre si es bueno tomar azúcar; sobre si el colchón bueno es el duro o el blando etc. Y en el fondo late, creo, eso decepción de que cambien el mundo simbólico que aprendiste de pequeño.

    ResponderEliminar
  5. y ahora que va a ser de la cancion de los planetas, (Por quitar un poco de hierro al asunto porq no veas q filosofica se ha puesto al gente)

    ResponderEliminar
  6. Mrs. Doyle7:40 p. m.

    Ya te he entendido, Sanluis, pero sólo trataba de exponer lo que me inspiró tu comentario y al mismo tiempo una reflexión muy personal sobre algo que me preocupa.

    Tú te refieres a la perplejidad que causa descubrir de pronto que algo que nos habían vendido como verdad absoluta, de repente no es cierto...

    También es así la pérdida de la inocencia...

    Descubrir que los Reyes Magos son los padres... ;b

    ResponderEliminar
  7. al parecer a mi no me afecta, q soy aries y a mí me rige Marte

    jajaja

    todos somos plutón!!

    bicos

    ResponderEliminar
  8. Yo tambien soy Aries, ala q se fastidien los que los rige pluton, pobres pitonisas, se les acaba el chollo con pluton, jejeje

    ResponderEliminar

Compartir