4 de abril de 2006

La ministra Coca-Cola

Para los altos. Para los bajos. Para los rubios. Para los morenos. Para los flacos. Para los gordos. Para los de acá. Para los de allá. Para los de izquierdas. Para los de derechas. Para os do non. Para los ingenuos. Para los escépticos. Para todos. Magdalena Álvarez, liberando peajes.

5 comentarios:

  1. Xa, e ó final o cambio tampouco é tanto porque seguiremos pagando todas as peaxes e a empresa manterá os seus ingresos. En fin...

    ResponderEliminar
  2. No me digas que hablas del peaje de A Barcala. No me puedo creer que yo me pire del periodismo coruñés y se vaya Paco y se liberalice el peaje de A Barcala. Se acaban los clásicos básicos de la ciudad. Habrá que tomar el pulso a A Coruña, consultar con Eliseo Calviño, Begoña Bonet, Folgueira... bueno, las cabezas pensantes, en definitiva.

    ResponderEliminar
  3. Coincido con isa, pois semella que rematan os clásicos básicos. ¿Afarémonos a tantos cambios como parece haber ou será a cita de Lampedusa de que "todo ten que cambiar para que non cambie nada"?

    ResponderEliminar
  4. Isa, no te olvides de Tonecho Amor!

    ResponderEliminar

Compartir