7 de julio de 2009

Contra el silencio

El otro día decidí no callar. En la conversación surgió de nuevo el tema de la integración de los chabolistas y ya no me pude callar más.
Porque ante los prejuicios de tinte racista, no podemos callar. Porque ante las manipulaciones de supuestas imposiciones lingüísticas, no podemos callar. Porque ante la demagogia del gasto en coches oficiales, no podemos callar. Porque ante la monumental presión a favor del abaratamiento del despido, no podemos callar. La derecha mediática, social, política y económica impone su discurso ante el silencio cómplice de los que han renunciado a la palabra. No nos podemos callar. Porque en el terreno de las ideas jamás nos podrán ganar.

6 comentarios:

  1. Anónimo10:16 p. m.

    Tienes razón, pero ¿no crees que es mejor seguir esa manida frase que dice que nunca discutas con idiota ya que los demás pueden no notar la diferencia?

    Supongo que deberíamos hacer uso de la palabra, pero, en mi caso estoy cansada.

    Mrs. Doyle

    ResponderEliminar
  2. Fagamos ruído pois.

    ResponderEliminar
  3. "Porque en el terreno de las ideas jamás nos podrán ganar"

    ¿a quien te refieres?

    ResponderEliminar
  4. Nunca nos podrán ganar. Es verdad. Aunque es necesario ser fuerte y aguantar las batallas...porque las ideas ganan a largo plazo...A veces a demasiado largo plazo, después de años y años...La demagogia se cuela demasiado rápido, por las grietas del miedo.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:17 a. m.

    Problema de dificil solución, la integración pacifica de los chabolistas...

    Muchos de nosotros tenemos muy arraigada dentro una asociación entre la raza gitana y determinadas conductas...

    Un ejemplo curioso...yo mismo he escuchado a una persona con abuelo gitano de Jaén y que tiene como primer apellido un "Muñoz", que no deja lugar a dudas de su ascendencia...exclamar la frase "PUTOS GITANOS!!!!"...

    Saludos.

    Manuel S.

    ResponderEliminar

Compartir