15 de enero de 2009

My way, by Robbie Williams



Joder, la ricitos tenía razón.

6 comentarios:

  1. Jajajajajaja. Esa canción es increible. Sinatra es Sinatra pero Robbie aquí...se sale. Incluso se emociona. Yo también lloraría si cantara así.

    Es el mejor vivo que he visto de él.

    Y el concierto? Toda la gente de etiqueta y con mesitas? Impresionante...Ya sabes que tengo un pacto con el dialbo de ir a ver el próximo concierto que dé cerca (si es que vuelve a dar algún concierto) ¿Te apuntas?

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:57 p. m.

    Impresionante el vídeo. Sobre todo, por la actitud del público, por la magnífica orquestación, y por... R.B., supongo. Una versión para "tener en cuenta".

    Carlos. A Coruña.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:00 a. m.

    Robbie es una debilidad que tengo , pero esa canción... creo que nadie la interpreta como Sinatra (a pesar de que esta versión no está mal).

    Es una de mis canciones.

    ¿Sabes que esta canción es de Paul Anka, en realidad?

    Mrs. (Rebeca) Doyle

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4:56 p. m.

    ó 50000 fun eu

    ResponderEliminar
  5. Me encantan este tipo de post.


    1º Las lágrimas son de cocodrilo y se nota mucho.

    2º Leí los comentarios antes de ver el vídeo y la verdad es que a mí no me parece demasiado buena la versión (es muy sospechoso que deje cantar al público 3 veces el estribillo)

    3º Lo mejor sin duda la orquesta

    4º Me encantaría escuchar My Way por Andrea Bocelli




    Offtopic: Marcos tengo una duda que discutía ayer con un colega ¿tú crees que existe el garrafón o que es una leyenda urbana?

    ResponderEliminar
  6. La orquesta es espectacular. Eso está claro. La canción se las trae, él utiliza algunos truquillos (el que mencionas o introducir después del primer estribillo una pausa que no existe en la versión de Sinatra), pero hay que reconocer que lo hace muy bien. Y está claro que hay un ambiente general de emoción.

    Sobre lo otro, si entendemos garrafón como alcohol de mala calidad, está claro que existe. Todos lo hemos padecido.

    ResponderEliminar

Compartir