8 de septiembre de 2006

De Cerros, Iragos y Alsinas

Ya que he censurado a dos de las estrellas de la radio actual, me siento en la obligación también de resaltar a aquellos que han marcado para bien mi carrera profesional y que, seguramente, no serán tan conocidos.
El primer nombre propio que apunto es el de Rafa Cerro. He buscado por intenet pero apenas nada sé de su paradero actual. Dirigió en Radio Voz los programas Aquí somos así y Viva la Radio. De él aprendí que la radio moderna todavía está por llegar: esa radio será comprometida, divertida, crítica, dinámica y apasionada. Aún suenan en mis oídos palabras textuales como las que utilizaba cuando daba paso a un personaje de nombre El Viyiyi: “conectamos con nuestro corresponsal en el extrarradio de la gran ciudad. Más allá de Vallecas… hay vida”. El segundo (parecerá peloteo pero no lo es) es el actual director informativos de la Cadena SER, Rodolfo Irago. Siempre digo que mi gran suerte profesional fue caer en Radio Galicia en mis primeras prácticas. Tenía tan sólo 18 años, acababa de terminar primero de carrera y por mediación de un profesor conseguí una prueba y después tres meses de alucinante aprendizaje en la emisora de la SER en Santiago. Rodolfo era por entonces el jefe de informativos de Galicia y de él aprendí buena parte de lo que poco que sé de radio (si es que sé algo). Conservo todavía en antena algunos giros o modos que se me pegaron de él. Aquellas mañanas de agosto en un casi solitario mano a mano valieron tanto o más que los cuatro años de carrera. Y el tercer nombre: Carlos Alsina. Es el actual director del espacio informativo La Brújula, de Onda Cero. Sin apenas medios, cuando dirigía La Voz de la Mañana, consiguió hacer un informativo personal y diferente. Y comprendí que había que romper con el mito y el complejo de la objetividad, un imposible que en ocasiones nos impide contar lo que pasa. Frente al lema prepotente y manipulador de Ernesto Sáenz de Buruaga, “así son las cosas y así se las hemos contado”, Alsina acuñó una frase sincera y sensata de las que no se dicen en la facultad porque no se le ocurrió a Martínez Albertos: “les contamos las cosas tal y como las vemos, conscientes de que otros las ven de otra forma”.

7 comentarios:

  1. éster píscore7:39 p. m.

    Está bien eso de que además de criticar, alabemos.
    De Rafa Cerro no puedo opinar, porque sólo te he oído a ti hablar de él. No recuerdo cómo trabajaba.
    De Irago tengo muy buenas referencias, no sólo tuyas, pero tampoco sé demasiado.
    De Alsina ya he dicho que es de mis preferidos. Fue mi jefe de informativos, y daba gusto trabajar con él. Además de gustarme su estilo, su manera distinta de hacer radio, de cambiar un poco los programas y modelos establecidos, sin salir de los informativos, me gusta su manera de trabajar. Es el hombre tranquilo, algo que se agradece en esta profesión de prisas y contrarreloj.
    Lo recuerdo siempre con su pitillo, sus paseítos, y sobre todo, escribiendo con el teclado encima de las piernas (que no encima de la mesa) sobre el Prestige o las últimas elecciones gallegas.
    Lo único que no entiendo es por qué duró tan poco como jefe de informativos. Es que a Onda Cero no le parecía suficientemente "de su cuerda"?
    Desde aquí sigo recomendando La Brújula, un informativo distinto, con mucha reflexión, opinión de los oyentes... aunque los contertulios no sean lo mejor.

    ResponderEliminar
  2. Mondela9:23 a. m.

    Que Rafa Cerro no esté en una gran cadena de radio es una pena y un despilfarro para este país como lo es (yo tampoco quiero ser pelota) que Irago no haga micro.

    ResponderEliminar
  3. Túzaro3:45 p. m.

    Pues ya que toca alabar, me váis a permitir un desagravio para con (¿se pueden utilizar dos preposiciones seguidas?) el autor del blog. Marcos es de lo más coherente que se puede escuchar en el dial coruñés.

    ResponderEliminar
  4. Pues muchas gracias, Túzaro. Hay días en los que uno necesita oir cosas así.

    ResponderEliminar
  5. éster píscore7:45 p. m.

    Vale, vale, no es por hacer la pelota, pero suscribo lo dicho por Túzaro. La pena es que normalmente no pudo oirte, Marcos, por razones obvias (trabajo obliga).
    Por cierto, que hoy me sorprendió encontrar a Ana y no a ti para dar el tiempo. Me han dicho que estás malito. Que te mejores!

    ResponderEliminar
  6. Hola, Marcos.
    Aunque sea con retraso, te agradezco el comentario. La frase mía qe citas sigue siendo válida, eh. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Yo añado un nombre: Marcos Sanluis. Qué lástima que sea un culicagao que no se atreve a dar el salto a Madrid. Lástima también que no haya jefes de informativos que se atrevan a apostar por comunicadores con estilo personal en vez de los clones de Llamas, Gabilondo, García u otros que vemos por todos sitios.

    Como información os diré que Rafa Cerro está en el programa "7 días" de Telemadrid que se emite los domingos por la tarde.

    ResponderEliminar

Compartir