10 de noviembre de 2011

De los recortes y las inversiones

La campaña transcurre sin pena ni gloria, con escasa tensión, sin sobresaltos, sin que nada haga presagiar que alguien le pueda arrebatar la alfombra roja al Partido Popular. Ni siquiera el debate, el cara a cara, ha servido para elevar el tono y el interés por la campaña. Por eso, en este ambiente tranquilo, conviene prestar atención a los mensajes que se deslizan en medio de la legítima propaganda política. El número uno del PP, Antonio Erias, ha dicho que el AVE entre A Coruña y Madrid no estará terminado hasta 2018, muy lejos de finales de 2015, plazo fijado hasta ahora por el Gobierno. Erias incluso ha sobrevolado, sin mayores compromisos, por el resto de las grandes infraestructuras en marcha en la comarca de A Coruña. También el número uno al Congreso por el PSOE, Francisco Caamaño, ha evitado compromisos concretos sobre esas grandes obras. La idea que están dejando caer es que posiblemente la tijera de los recortes llegue también a las inversiones en infraestructuras. La posibilidad de obras paralizadas parece lejana, pero está claro que siempre se puede jugar con ritmos y plazos para rebajar inversiones sin parar actuaciones. El PP está llamado a gobernar y convendría que empezase a concretar sus planes económicos, que hasta el momento apenas ha esbozado, y no con suficiente claridad.   

1 comentario:

  1. Pues anda que vamos bien como sigan así. Buena entrada.

    ResponderEliminar

Compartir