7 de noviembre de 2006

11 M

El 11 de marzo de 2004 discutí con mi hermano cuando se empeñó en exculpar a ETA de los brutales atentados de Madrid y en responsabilizar al terrorismo islamista.
Como ciudadano, pensaba, no podía darle la razón a los que no condenan la violencia para quitársela a un ministro, por muchas diferencias ideológicas que me separasen de él. En las horas sucesivas me indigné al escuchar las informaciones que iba desvelando la Cadena SER, hasta que el sábado por la tarde sentí estar viviendo el acontecimiento más grave de la democracia desde el 23-F. Tiempo después volví a tener la misma sensación cuando en la comisión de investigación del Congreso un guardia civil tuvo los arrestos suficientes para decir que el sábado 13 de marzo, por la mañana, habían informado al ministro de que estaban a punto de detener a varios islamistas como presuntos autores de los atentados. Pocas horas después Acebes comparecía de nuevo para insistir en que la "principal línea de investigación" apuntaba a ETA. Pero ese sentimiento se multiplica ahora y se convierte en repugnancia al leer las informaciones sobre la calificación de la fiscalía. Sostiene que desde los primeros momentos del atentado la investigación se centró en la pista islamista y descartó la autoría de ETA. No se trata del convencimiento personal que pudiéramos tener muchos. Se trata del informe de acusación que el ministerio público llevará a la vista oral. Según este documento, el Gobierno no retrasó la información; el Gobierno mintió, a sabiendas de que lo hacía, prácticamente desde las primeras horas del atentado. ¿Se acuerdan de la declaración institucional del señor Aznar en la que omitía esa "principal línea de investigación" que apuntaría a ETA? ¿Cómo es posible que el señor Acebes, el ministro que mintió con fines puramente electoralistas, siga siendo secretario general del PP? Mientras siga ocupando ese puesto no estarán depuradas las responsabilidades políticas de aquellos acontecimientos. Mientras el PP no se regenere, los ciudadanos estamos en la obligación moral de mantener a ese partido en la oposición.

15 comentarios:

  1. Es un tema complejo y, ante todo, hay que darse cuenta que nadie está lo suficientemente cualificado como para dejar a un lado los sentimientos y pensar fríamente las cosas. Esa triste jornada TODO dios pensaba que habíua sido ETA (y a día de hoy sigo pensando que algo tuvieron que ver).

    Me gustó mucho tu artículo hasta que lo estropeaste con esa campaña anti-PP.

    PD. Yo no le guardo rencor a Felipe por los muertos del Hipercor de Barcelona ¿o ese atentado también fue de los moros?
    PD. Pásalo

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:59 a. m.

    lo más grave de la democracia?uy, la memoria selectiva, que lo de los GAL no fue nada, no?y por cierto menos mal que escuchabas en la SER la "verdad de la verdad"sobre los suicidas de los trenes, la mentira más gorda contada en un medio informativo en aquellos días!Si se trata de hacernos los dolidos por algo, casi sería mejor dolernos por las víctimas, porque gracias ala SER supimos desde el primer momento toda la verdad, menos mal!

    ResponderEliminar
  3. La mayoría íbamos en ese tren porque la mayoría estábamos en contra de una guerra a la que nos obligaron a ir.

    ResponderEliminar
  4. Mi frase textual fue: "sentí estar viviendo el acontecimiento más grave de la democracia desde el 23-F". Eso es lo que sentí. Es probable que lo de los GAL haya sido más grave. No lo sé. Sobre la segunda parte: hubo un error sobre un aspecto concreto de la información, lo de los suicidas, que la SER ha admitido como error. Pero un error no es una mentira. Aquella información procedía de varias fuentes diferentes que hasta el momento habían facilitado buenos datos. Cualquier periodista honesto, no sé si cualquier medio, la hubiera dado. El grueso de la información de la SER era correcto. Mientras la SER daba informaciones veraces y contrastadas, el Gobierno mintió. Y eso es muy grave.

    ResponderEliminar
  5. Curioso que el único defensor de las mentiras del Gobierno del PP se oculte bajo un "usuario anónimo". No se trata de medir los acontecimientos por el número de muertos, pero el 11M, sin duda, es el acontecimiento más grave de la democracia: un Gobierno aferrándose al poder a golpe de mentira. Tan grave que me cuesta creer que Acebes hubiera salido a decir lo que salió a decir sin creer que era la verdad.

    ResponderEliminar
  6. Dicen las malas lenguas que las fuerzas de seguridad sabían lo de Hipercor varias horas antes... pero que alguien decidió que venía muy bien una salvajada como ésa para frenar el constante crecimiento de votos de la izquierda abertzale...

    ResponderEliminar
  7. curioso que la unica manera de defenderse sea decir que no digo mi nombre!da igual quien habla de número de muertos eres tú!para mi no hay numero ni calidad de muertos. y ni a mi ni a nadie matan las "mentiras"de los gobiernos, los ataques terroritas si!alianza de civilizaciones ya!!

    ResponderEliminar
  8. Curioso decir que el único argumento en defensa (no sé de quién)sea decir que no digo mi nombre. Además, decir que el 11-M fue el acontecimiento más grave de la democracia no implica ningunear los GAL. Como criticar a un gobierno no implica ser sumiso con otros.

    ResponderEliminar
  9. Pues sí, Antihéroe, podemos creernos la investigación que la Policía, la Guardia Civil y el CNI iniciaron cuando gobernaba el PP, la instrucción del caso realizada por un juez de la Audiencia Nacional y el informe de acusación de la fiscalía; o podemos creernos las interpretaciones de unas imágenes que alguien cuelga en internet. Efectivamente, que cada uno crea lo que quiera.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo11:16 a. m.

    bienaventurados los limpios de corazon!

    ResponderEliminar
  11. El usuario anónimo y antiheroe son la misma persona? y bonnot?
    Simple curiosidad

    ResponderEliminar
  12. Sólo sé que Bonnot y Antihéroe no son la misma persona. Y no creo que Antihéroe sea el usuario anónimo.

    ResponderEliminar
  13. Como sea el mismo usuario anónimo que me he encontrado navegando... preparad el escudo y el casco...

    ResponderEliminar
  14. a mí ya me llega con responsabilizarme de mí mismo, que tiene tela...

    ResponderEliminar

Compartir