26 de noviembre de 2005

It's crazy

Ciarán (así se llama mi profesor de inglés) nos ha dicho esta semana algo que me ha hecho pensar. "Llevais veinte años estudiando gramática, pero no sabeis hablar en inglés. En ningún país del mundo se estudia sólo gramática para aprender un idioma". En apenas dos frases, creo que ha dado en el clavo de uno de los males de nuestra educación. Nos empeñamos en aprender nombres de reyes de la historia de España y de sus herederos, pero desconocemos los procesos políticos y sociales que estaban detrás y que decidieron en gran medida el desarrollo de la península. Pertenezco a esa generación a la que le intentaron explicar las matemáticas a través de conjuntos y subconjuntos en un sistema que nunca entendí y del que no acierto a comprender su objetivo. Fuimos capaces de analizar sintácticamente frases a través de árboles cada vez más grandes, pero casi nadie se preocupó de si realmente entendíamos el significado de esas oraciones. Aprendimos a tocar la flauta (ahora no sería capaz) pero la única música que escuchamos en clase fueron las Cuatro Estaciones de Vivaldi y un par de canciones del italiano de larga nariz de cuyo nombre no consigo acordarme. Son tan sólo algunos ejemplos. Pero lo peor no es eso. Tengo la amarga sensación de que las generaciones posteriores ni siquiera saben tocar la flauta, apenas son capaces de analizar sintácticamente, desconocen los nombres de los reyes y siguen empatanados en la gramática inglesa. Como dice Ciarán, "It's crazy".

1 comentario:

  1. Mondela9:23 a. m.

    Qué razón tienes. Cada vez que hago un esfuerzo de abstracción para intentar comprender algo me acuerdo de que nadie me ha enseñado a pensar. Tanto es así que a veces lo que no entra en nuestra plantilla mental simplemente no lo entendemos.

    ResponderEliminar

Compartir