4 de julio de 2011

De la cesión a la Xunta de la Fábrica de Tabacos

Quizá de todas las decisiones adoptadas hasta ahora por el nuevo alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, la de mayor calado es la que ha anunciado hoy: la cesión permanente del edificio de la vieja fábrica de tabacos a la Xunta para construir la nueva sede judicial. Que la cesión sea permanente y no temporal es un matiz que puede pasar desapercibido, pero que no es menor. El Ayuntamiento renuncia a la propiedad del edificio que pasará a ser de titularidad de la Xunta. El Gobierno local tan sólo podrá reclamarlo si se destina, sin su consentimiento, a un uso distinto al judicial. La cesión por parte del Ayuntamiento es de enorme envergadura. El edificio tiene un alto valor simbólico por lo que representó en cuanto al cierre de una fábrica querida por los coruñeses y que alimentó a muchas familias. A eso hay que sumar su valor cultural para concluir que se trata de uno de los edificios más emblemáticos de A Coruña. Desprenderse de esta forma del patrimonio, sin fijar un plazo de tiempo para el retorno a la propiedad municipal, no se debió haber tomado sin el consenso del pleno, en el que están otras fuerzas políticas que también representan a los ciudadanos. Si a esto se refería Carlos Negreira cuando hablaba de "coruñesismo" es obvio que no manejamos el mismo lenguaje.

4 comentarios:

  1. Anónimo9:39 p. m.

    Estaba mejor como lleva los últimos 6 años, cayéndose en pedazos ( ventanas, techos, tejas, etc...). Y tal como hablamos de Tabacos, también podríamos hablar de la cárcel, que se está cayendo a cachos. Y para reclacar también, el "agujero" del parrote. Todo esto es indignante.

    ResponderEliminar
  2. Es obvio que había que darle una solución, como ya dije en el blog en otro momento. Lo que cuestiono es la fórmula escogida para la cesión.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:39 a. m.

    Te refieres a esas otras fuerzas politicas q votaron a favor de construir en el agra de san amaro, psoe y bng, al aprobar el pgom del 2009 en el pleno? Eso es proteger el patrimonio, si senor!

    ResponderEliminar
  4. A todas las que tienen representación, sean del signo que sean. En ningún momento he dicho que estuviese de acuerdo con la urbanización del Agra de San Amaro. Es más: estoy radicalmente en contra. No os engañeis, amigos anónimos: mi comentario no es un ataque a una fuerza política para defender a otras. Mi comentario cuestiona, como ciudadano que soy una decisión, legítima por otra parte, del Gobierno municipal. De la misma forma que, como ciudadano, cuestioné decisiones anterior del Gobierno municipal.

    Agradezco vuestros comentarios.

    ResponderEliminar

Compartir