3 de febrero de 2010

Del silencio en la fusión de las cajas gallegas

Apostamos el lunes por un pacto político, una salida acordada, para salvar la Lei de Caixas, pero esa apuesta, a día de hoy, es a caballo perdedor. Mañana, el Consejo de Estado emitirá su informe sobre la constitucionalidad de la ley gallega y el viernes, salvo sorpresa, el Gobierno presentará su recurso y la norma quedará en suspenso. Dice hoy el presidente Feijóo que el problema no es la ley, sino el futuro de las cajas gallegas. Y en este caso tiene razón. PP y BNG plantearon la norma como fórmula para forzar la fusión entre Caixa Galicia y Caixanova y el PSdeG siempre se distanció de esta operación.
Sólo el presidente de la Diputación, Salvador Fernández Moreda, y el alcalde de A Coruña, Javier Losada, defendieron en público desde el PSOE la fusión, mientras que otros socialistas prefieren hacerlo en privado, a sabiendas de que la cúpula no ve la fusión con buenos ojos. Cabe preguntar al PSOE cuál es la alternativa. Cabe preguntar por qué es mejor una alianza virtual fuera de Galicia que una real dentro de ella. Cabe preguntar por qué no es positivo que Galicia disponga de una herramienta financiera propia, fuerte, que aporte crédito a las familias y respalde económicamente los proyectos generados aquí. Hasta el momento la respuesta ha sido el silencio. Y, a veces, no hay nada peor que el silencio.

4 comentarios:

  1. He hecho un pequeño sondeo por ahí y no son precisamente las cajas gallegas las que más y mejores créditos ofrecen a las familias. Otra cosa es a las empresas y a las administraciones. Ahí, no sé pero me gustaría saber si las cajas están cumpliendo como instrumento estratégico...

    ResponderEliminar
  2. No, no lo han hecho, por eso deben hacerlo...

    ResponderEliminar
  3. Pé de foto.
    Feijóo: "isto si que é un músculo financeiro".

    ResponderEliminar
  4. EL ATENTADO DE FEIJOO
    El Constitucional confirma el atentado de Feijóo contra los órganos de gobierno de las cajas gallegas. Un presidente de todos los gallegos no se dejaría llevar por su ambición para reformar una ley con artículos anticonstitucionales para privar de derechos a los miembros de una caja de ahorros que no está de acuerdo con su imposición de fusionar las dos cajas gallegas. Siguen existiendo en alguna parte del planeta repúblicas bananeras para personajes como Feijóoo. El fin NO justifica los medios. Basta de manipular y mentir. Aun hay muchos vikingos que entienden por la galleguidad algo muy diferente a lo que nos han querido vender: destruir 1.300 puestos de trabajo, cierre de 300 oficinas y politización descarada de las cajas de ahorros, por un encuentro de intereses entre el PP y el BNG. En realidad salen bien en la foto, son tal para cual, nunca la derecha estuvo tan cerca de la izquierda...

    ResponderEliminar

Compartir